El inicio de campaña y posibles enfermedades de la vid

El cultivo de la vid es susceptible de sufrir enfermedades criptogámicas. La primavera es la época en la que las viñas comienzan a despertar, por lo que se convierte en el momento adecuado para la aparición de hongos y plagas.

Grandes aliados contra las enfermedades que surgen son: por un lado, el azufre, desde tiempos de los romanos, y, por otro, el cobre, de la época de Pasteur.  Esto dos elementos luchan para paliar el Mildiu, en el caso del cobre, y el Oídio, en el caso del azufre. Ambos patógenos aparecen en condiciones óptimas de humedad y temperatura, llegando a causar significativas pérdidas en la producción.

El cobre es un micronutriente necesario para la vida vegetal y dispone de una relevante aplicación de carácter fitosanitario. El azufre tiene acción repelente contra insectos y gran efecto contra ácaros. Por ello, ambos son importantes en la prevención y cuidado de la cosecha.

Es elemental mimar, cuidar y prevenir a la vid de posibles males. Así, se debe mantener su control además de, a la hora de aplicar un determinado producto, seguir el cumplimiento de las pautas de aplicación y recomendaciones del fabricante.

¡Os deseamos un buen inicio de campaña 2019-2020!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha loading...